¿Quiénes somos?

Quienes hacemos La Plaga, somos tres educadores costarricenses que también hemos tenido alguna formación artística. Los tres somos defensores del idioma materno, aunque desde distintas posiciones. Uno es terriblemente dogmático, otro pragmático y el tercero, Roncahuita, que es el que firma, prefiere ocuparse de Cinearte, aunque hace sus contribuciones a La Plaga.


Tenemos a su disposición tres diccionarios (pulse sobre los enlaces para ir a ellos) :



Cuando hablen o escriban por favor...

" A SHAKESPEARE LO QUE ES DE SHAKESPEARE Y A CERVANTES LO DE CERVANTES."



jueves, 22 de diciembre de 2011

El español en Estados Unidos

Latinos son mayoría
en 30 ciudades estadounidenses.
Un gran motor de la sociedad estadounidense es la economía, como es lógico. Y la economía de mercado dicta que se alcance a los posibles consumidores de todas las maneras posibles. Eso significa que los anuncios, los bancos, toda empresa que quiera atraer a nuevos y jóvenes consumidores, tendrá que acercarse a ellos en su propio idioma. Y, si por razones filosóficas, políticas o culturales se preferiría no utilizar el español, las razones económicas lo han impuesto. Hoy día el mercado latino consume 325 mil millones de dólares anuales. Por eso, para los medios de comunicación existe un imperativo comercial y es la identificación de la comunidad hispana como mercado clave. Ahora casi se espera que los anuncios, las aerolíneas, los carteles de las ciudades, y hasta las series televisivas (que empiezan a ofrecer la posibilidad de doblaje o subtítulos) sean bilingües. Hay, en este momento, además, tres canales abiertos de televisión en español, más varios canales de cable. En el 2002, según las estadísticas, 5,8 millones de hogares hispanos tenían cable, y se prevén 11,3 millones para 2006.
El español se ha abierto camino por razones económicas, pero no sin una lucha que aún continúa. Muchos estados y legisladores –animados además por un creciente cuerpo político hispano– han comprendido que una población joven educada garantiza la estabilidad social. Por eso se han aprobado legislaciones que establecen la educación bilingüe en varios Estados y por eso también se han hecho convenios con el gobierno español y el mexicano para “importar” un buen número de maestros bilingües. Por otra parte, existen legislaciones que permiten hacer un gran número de trámites legales en español, como conseguir un carnet de conducir en español, o incluso el examen de equivalencia de secundaria para adultos en español. Frente a eso, hay un movimiento que mantiene la lucha contra el español y a favor del inglés como única lengua de comunicación oficial. Pero no parece que a corto plazo tal acción vaya a tener mucho éxito.

Carmen Fernández, Revista Crítica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haga su comentario, es muy importante para nosotros y para los amigos.